El ejercicio físico, contra la demencia y el alzheimer

Con el correr de los años comienzan a aparecer diferentes enfermedades en las personas, y algunas de las principales en la vejez tienen que ver con la demencia y el alzheimer. Sin embargo, recientes estudios han demostrado la importancia que el ejercicio físico tiene para poder evitar estas situaciones con el correr del tiempo, sobre todo partiendo de la base de que en España se espera que en algunas décadas, 1.6 millones de personas sufran alzheimer.

Incluso, esta enfermedad es sufrida por 36 millones de personas en todo el mundo, y se espera que para dentro de 35 años, ese número se incremente hasta los 115 millones de personas, por lo que el hacer hincapié en la necesidad de realizar deporte es una obligación de todos los especialistas en la materia.

“Desgraciadamente, todavía no existe un medicamento que cure esta enfermedad. Pero tenemos esperanza en el futuro. En ese sentido, es muy importante acelerar la investigación, proporcionar pruebas de diagnóstico precoz y desarrollar las opciones de cuidados, hospedajes y soluciones aseguradoras para los afectados”, ha comenzado en este sentido uno de los especialistas que realizó la investigación, Max Link.

Por otro lado, tampoco se debe dejar de tener en cuenta lo importante que es la alimentación en estos casos, ya que una dieta saludable rica en frutas y vegetales, que contengan vitaminas C y E, y que incluya pescado, disminuye notablemente el riesgo de sufrir demencia. De la misma forma, evidentemente, conviene en la medida de lo posible evitar el consumo de alcohol y tabaco, además de otras conductas que afecten directamente a las neuronas.

Finalmente, todos estos cuidados guardan además un secreto a tener en cuenta. Tanto el alzheimer y la demencia afectan sobre todo a las mujeres, y paradójicamente, son ellas quienes menos ejercicio físico realizan en la mayor parte de etapas de la vida, de modo que conviene especificarles en cualquier momento lo importante de este tipo de conductas, sobre todo en la juventud y a partir de los 30 años.