Cuídate el cerebro

El cerebro también es el eterno perjudicado de nuestro organismo, las células de este necesitan nutrirse para estar en forma, de él depende en muchos casos nuestra memoria.

El estrógeno tiene efecto en la función del cerebro femenino, por ello la hormona, la cual, decae con la edad, hace que la memoria se debilite y se resienta, es entonces cuando nuestro cerebro pierde agilidad. La alimentación con unas simples pautas básicas, pueden ayudar a agudizar la memoria sin influir para nada en la edad. El desayuno es la clave para ello, su ingesta de manera completa ayuda a enfrentarse a todo el día que tenemos por delante y no disminuir los niveles de glucosa que pueden repercutirnos negativamente. Un vaso de leche, galletas, tostadas, fiambre, margarina, un zumo… son los elementos ideales para empezar el día con energía.

El azúcar en el combustible básico. Esta es la preferida del cerebro para su funcionamiento máximo. El pan es su principal aliado.

Al falta de tiempo nos hace consumir comida rápida (pizzas, hamburguesas, fritos) son grasas muy difíciles de digerir. El primer plato ideal es una ensalada o verdura hervida, estas pueden ser solas o combinadas con arroz, pasta, patata, legumbres…las verduras son de una gran ayuda para la regulación del intestino.

El arroz o la pasta son platos que se deben consumir dos o tres veces a la semana, pues son ricos en hidratos de carbono, proteínas y vitamina B. El más rico es el integral.

No debemos olvidar que nuestro cerebro se encuentra relacionado con nuestro estado de ánimo, el cual, hemos de tener siempre a punto.