La actividad física contra la Sarcopenia

La Sarcopenia es una de las principales enfermedades que afectan a hombres y mujeres mayores de 40 años, y consiste principalmente en la pérdida degenerativa de masa muscular o fuerza al envejecer que, desde luego, se ve aumentada en cuanto a sus consecuencias sobre el deterioro del cuerpo humano, cuando se lleva una vida sedentaria, motivo por el cual se especifica que el deporte ayuda a evitar su desarrollo en esta edad.

De hecho, la verdad es que aquellas personas que se preocupan desde la juventud en adelante en llevar a cabo una rutina de pesas o musculación, combinada con una buena cantidad de ejercicio aeróbico, logran entonces tener una pérdida de masa muscular bastante menor que la media, y llegar en condiciones mucho mejores a la vejez.

La clave en cualquier de éstos casos, es que la persona mantenga un ritmo de entrenamiento lo más constante posible, a pesar de poder abandonarlo en época de vacaciones, o por un año si necesita centrarse en su trabajo, ya que el cuerpo suele adaptarse al entrenamiento, y por lo tanto, si se ha acostumbrado al mismo, tendrá menos problemas a la hora de responder a la Sarcopenia en este período, y también en el futuro.

En el caso de las mujeres, se hace especial hincapié en la posibilidad de que practiquen deportes más asociados al pilates, o semejantes, los cuales si bien no le abrirán las puertas a ganar masa muscular, le permitirán tampoco perderla, y evitar que se produzcan las tan comunes formaciones de grasa en su organismo.

Por último, es de destacarse que la mayoría de los especialistas también aconsejan, en este caso, que las personas mantengan una dieta en base a la excepción de carnes rojas, en beneficio de carnes blancas, como la del pollo y el pescado, y que aprovechen a comer pastas dos o tres veces a la semana, agregando una buena cantidad de lácteos descremados, además de cereal y frutas, que se complementan perfectamente con la rutina de ejercicios.