Las distintas modalidades del snowboard

El snowboard es uno de los deportes extremos más famosos del mundo, y en la actualidad, según los especialistas, también el más practicado. Desde que se convirtiera en deporte olímpico de invierno en 1998, el también denominado “surf nevero”, ha conquistado a miles de personas en todo el mundo que utilizan la tabla para deslizarse por sobre las pendientes que se producen sobre la nieve.

Luego, entre las principales modalidades de snowboard, podemos mencionar particularmente algunas como el freestyle, el cual además cuenta con distintas variedades dentro suyo. En este sentido destacan el half-pipe, el slopetyle, el big air, el jibbing y el quarterpice, que dependen básicamente de las medidas de seguridad, las formas y dimensiones de las tablas que se utilizan y demás.

También podemos mencionar el freeride, que se distingue por pretender que los competidores se deslicen por sitios empinados, aunque no dentro de pistas determinadas. Muchas veces se lo practica junto con el freestyle, y entonces es que nos rodeamos de elementos naturales, como por ejemplo cortados de rocas, riscos, aristas, y demás.

Además tenemos el eslálom paralero, donde descienden primero de manera individual, y se clasifican los 32 mejores tiempos para las eliminatorias. Posteriormente se producen descensos de forma dividida en dos, con la mitad de participantes por lados, caso en el que los competidores usan una bota rigida, parecida a la de esquí, pero con mas inclinación.

Por último, tener en cuenta modalidades como el boardcross, que se disputa con cuatro competidores a la vez, los cuales deben sortear saltos, curvas peraltadas y obstaculos variados. También el snowboard de montaña o travesía cuenta con muchos adeptos, aunque es una modalidad más propia del esquí, en la que se utilizan tablas especiales, denominadas splitboard. En cualquier caso, se trata de un deporte extremo que no podemos perdernos de practicar si nos gusta la adrenalina.