Terapia integrativa acuática

La terapia integrativa acuática es una forma suave de trabajo corporal que se lleva a cabo dentro del agua, a una temperatura de 35 grados centígrados. Es una fusión de masje, estiramiento muscular y movilización de las articulaciones.

Los efectos que la terapia tiene sobre el Simpático provocan una activación del Parasimpático. Por este motivo, acontecen algunos cambios durante la terapia:

  1. Disminución del ritmo cardíaco.
  2. Disminución del ritmo respiratorio.
  3. Aumento de la profundidad respiratoria.
  4. Aumento de la vasodilatación periférica.
  5. Aumento de la actividad de los músculos lisos (digestión).
  6. Disminución de la actividad de los músculos estriados (esqueleto).
  7. Disminución de la espasticidad.
  8. Disminución de la actividad del Sistema Activador Reticular.
  9. Activación de la respuesta del Sistema Inmunológico.

Mejorías inmediatas:

  • Aumento del grado de movilidad.
  • Aumento de relajación muscular.
  • Disminución del espasmo muscular, calambres.
  • Disminución de la espasticidad.

Mejorías a largo plazo:

  • Mejoría en los patrones y calidad del sueño.
  • Mejoría en la digestión.
  • Mejoría en la curación y respuesta del Sistema Inmunológico.
  • Disminución de la ansiedad.
  • Mejora la propia conciencia corporal.

En definitiva, beneficia a pacientes con dificultades ortopédicas, neurológicas, reumatológicas y los sintomas derivados del estrés.