La diabetes

La diabetes, es una enfermedad que afecta a un alto por ciento de la población, una enfermedad, en la que el nivel de azúcar es demasiado alto y puede llegar a afectar a nervios y órganos. Esta enfermedad no supone ningún riesgo con un tratamiento adecuado y  con las precauciones adecuadas.

Cuando una persona sufre diabetes, influye mucho en que sea obesa y en los antecedentes genéticos.

La diabetes más conocida son las del tipo 1, la del tipo 2 y la gestacional.

El tratamiento para ello, dependerá mucho del tipo de persona a tratar, depende de su edad, peso y grado de nivel de azúcar. Un factor muy importante es que si se diagnostica tempranamente, su control y tratamiento son más eficaces. Lo que se debe hacer, es controlar los niveles de glucosa, hay que equilibrarlos adecuadamente a lo que el organismo necesita, para ello, se ha de hacer una dieta equilibrada y ejercicio físico, además de un constante control médico.

Los alimentos con azúcar hay que dejarlos a un lado, actualmente en el mercado hay una gran variedad de productos sin azúcar que permiten seguir una dieta totalmente libre de azúcar, naturalmente tampoco hay que abusar de estos.

Las harinas integrales, suponen un buen control para evitar carbohidratos y seguir una buena dieta equilibrada. Las gaseosas y el alcohol, también hemos de dejarlos a un lado.

El azúcar en sangre ha de controlarse diariamente, pues puede bajar inesperadamente, para ello, los diabéticos deben estar preparados, con un plátano o manzana es suficiente para elevar el nivel.

Fuente: nlm