Frutas para alimentarse

Las frutas son un alimento que muchas personas no incluyen en su dieta, quizás por no agradarles mucho, sin embargo, es un alimento que es básico y necesario para nuestro organismo. Podemos tomarlas de muchas formas, si no nos apetece tomarlas directamente.

Si las ponemos en el almuerzo de los niños, seguro que picarán y las comerán como complemento del postre de su almuerzo, mandarinas, plátanos… son frutas que a los niños les cuesta poco esfuerzo de consumir. Igualmente a la hora de la merienda o acompañándolas de algún yogur, estos son muy buenos aliados de las frutas.

En zumos son la mejor opción, pues su jugo recién exprimido, nos asegura una gran fuente de vitaminas. Se les puede añadir leche, trozos de fruta fresca, cebada… todo un coctel vitamínico y energético demás de delicioso.

Las ensaladas o macedonias, son una buena costumbre para tomarlas como postre. Varias frutas de las que más te agraden, son una fuente segura de alimentación, a las que para convertirlas en más deliciosas, les puedes añadir miel  o salvado.

Las compotas, son una buena atracción, sobre todo para los niños. Membrillo, melocotón, piña… cualquier fruta se convierte en gran sabor.

La cantidad de calorías que una fruta posee, son aprovechadas por el organismo en un 100%, por ello, también debemos tener cuidado al consumirlas, pues algunas pueden exceder como alimento calórico, pero siempre has de tener en cuenta que estas calorías son totalmente naturales y están llenas de vitaminas, nunca dudes entre un dulce o una fruta.

Fuente: consumer