Estrés causante del poco ejercicio entre los jóvenes


Todos sabemos que el estrés es perjudicial, lo que muchos no tienen en cuenta es que uno de sus efectos negativos puede dañar nuestros dientes. Y es que el exceso de estrés es la principal causa del bruxismo debido a que la presión diaria deriva en una necesidad de liberar tensiones mientras dormimos, lo que acaba afectando, y mucho, los dientes.

La férula representa la mejor protección preventiva, ya que protege las piezas dentales del desgaste y amortigua el impacto. Además, impide que los molares entren en contacto, lo que provocará que la persona afectada haga menos fuerza, duerma más relajada y evite todas las tensiones musculares que se acaban manifestando también en el cuello, los hombros y los trapecios.

LAS MUJERES DEBEN HIDRATARSE MÁS

Según el “Estudio sobre los hábitos de la hidratación de la población española” realizado por el Observatorio de Hidratación y Salud (ohs), un 60% de las mujeres españolas beben menos de dos litros al día y esto les puede ocasionar trastornos como cansancio, dolor de cabeza, dificultad de concentración, rampas, náuseas, incremento del ritmo cardíaco o empeoramiento de la hipotensión y la hipertensión.

Hay que tener en cuenta que el cuerpo pierde líquidos constantemente, unas pérdidas a compensar, y hay que ajustar las necesidades hídricas en función del sexo, la edad, la actividad física o las condiciones de temperatura y edad. Las mujeres tienen unas necesidades de hidratación específicas.

Para mantener el cuerpo hidratado les hacen falta 2,7 litros (2,2 litros en bebidas) como término medio. Esta cantidad puede incrementar en diferentes situaciones, como temperaturas altas o al realizar un importante esfuerzo físico. El ohs recomienda beber a lo largo de todo el día, tanto agua como zumos, refrescos, infusiones o lácteos. Aunque son conscientes de esta necesidad, las mujeres terminan bebiendo menos que los hombres.