Entrenar menos y más duro, otra opción

gimnasio entrenamiento

Como siempre decimos, con el paso del tiempo el ser humano busca métodos con los cuáles pueda obtener mayores beneficios en períodos más cortos de tiempo, al menos en lo que al entrenamiento físico refiere. Si antes hablábamos del entrenamiento militar en particular, ahora vamos a repasar como las nuevas tendencias apuestan directamente a tener menos tiempo en el gimnasio, obteniendo los mismos o mejores resultados.

Partiendo de la base de una clientela que apunta a la pérdida de peso, la tonificación general y una mejoría en la coordinación que sea útil en la vida diaria, la mayoría de los centros de entrenamiento se encuentran desarrollando nuevas rutinas que les permitan a las personas estar menos de cinco horas a la semana dentro del gimnasio, y que así y todo se noten grandes resultados. La solución: entrenar más duro.

Por ejemplo, una de las claves sobre las que se viene trabajando mucho, y que ya hemos analizado aquí mediante distintas rutinas específicamente formadas, tiene que ver con el entrenamiento de muchas zonas del cuerpo de forma específica. Eso permite que a medida que vamos ejercitando algunos músculos, los otros se van recuperando, ahorrando una buena cantidad de tiempo que de lo contrario nos tomaría el descanso de todo el organismo.

Este nuevo concepto de entrenamiento, que muchos han denominado directamente “funcional”, porque tiende a estar desarrollado en pos de las necesidades y de los tiempos de aquellas personas que además deben encargarse de mantener una casa y una familia, es de los que está logrando que muchísimos hombres y mujeres que antes dejaban de lado sus cuerpos, ahora hayan vuelto a entrenar.

Otro punto importante en este nuevo tipo de rutinas tiene que ver con que no se trabaja de forma particular en la prevención de lesiones, sino que este interés está puesto de manifiesto dentro de los ejercicios que se llevan a cabo.