El té y sus beneficios (II)

Fuente: taringa.net

Tras el análisis de los beneficios en general que aporta el té, que pudimos ver en la entrada anterior, hoy nos centramos en los que aporta cada uno de los 4 tipos de té.

Fuente: taringa.net
Fuente: taringa.net

Té negro

Es muy oxidado y de sabor fuerte. Sus principales beneficios son el ser antioxidante, teniendo una gran capacidad para proteger al organismo de radicales libres; es astringente, al tener una buena concentración de taninos, que son los que le otorgan un sabor amargo, siendo ideal su consumo para combatir la diarrea o la gastritis; es diurético, al ser muy bueno para eliminar los líquidos del organismo; bajo en calorías, aportando una gran sensación de saciedad; y estimulante, por las sustancias activas que posee.

Té rojo

Proviene de la antigua cultura oriental y se lo conoce como té de los emperadores. Tiene un curioso sabor. También es conocido como el té de la salud, por sus estupendas propiedades curativas. La milenaria medicina china cuenta que actúa sobre las energías reguladoras de la funciones del organismo. Tiene una efectiva acción adelgazante, por ello es muy recurrido para todas las dietas actuales. También equilibra el colesterol.

Té verde

Sin duda el más beneficioso. Es antioxidante, siendo 20 veces más potente que la vitamina E. Quienes consumen este tipo de té, disminuyen el riesgo de infartos, deterioro cognitivo y osteoporosis; es bueno para la salud dental, está comprobado que el consumo de una taza al día reduce en un 50% la existencia de caries. Incluso si se utiliza como enjuague bucal este porcentaje se eleva al 60%; es estimulante, incentivando la formación de glóbulos blancos; adelgazante, ya que disminuye la absorción de carbohidratos; es antiinflamatorio y antidepresivo; y puede reducir el dolor y las nauseas.

Té blanco

Prácticamente desconocido hasta ahora, es lo último y más novedoso en el mundo del té. Se produce principalmente en China, en las altas montañas de la provincia de Fujian. Se considera el antioxidante más potente de la naturaleza; es capaz de proteger la producción de lípidos 10 veces mejor que el té verde. Asimismo, es el té que menos cafeína contiene, la mitad que el té verde, es decir, se puede convertir en un sustituto del café mucho más relajante.