El té y sus beneficios (I)

Fuente: saludalavista.com

Esta infusión proveniente de las hojas y brotes de la planta del té, Camellia Sinensis, es la bebida más consumida alrededor del mundo tras el agua. Forma parte fundamental de culturas orientales y de la cultura inglesa, pero cada vez son más las personas del resto del mundo que se apuntan al consumo de esta bebida que contiene L-teanina, sustancia relacionada con un estado mental calmado en humanos. Un estado similar al que se encuentra entre los practicantes de meditación.

Fuente: saludalavista.com
Fuente: saludalavista.com

Muchos son los beneficios que el té aporta a nuestra salud. En sus variedades más famosas, encontramos el té negro, el verde, el rojo y el blanco, cada uno con aportes diferentes, descubre cuáles son y conviértelos en los aliados de tu alimentación. En la próxima entrada analizaremos cada uno de ellos.

No obstante, sin importar el tipo que tomes, el té en general es un gran diurético y uno de los mejores antioxidantes por lo que influye en la prevención del envejecimiento, favorece la reducción de colesterol, mejora tus defensas, ayuda a combatir la anemia por su contenido de hierro y aporta cero calorías por lo que al consumirlo caliente te ayuda a combatir la ansiedad de comer. Al tener un efecto tranquilizante para el cerebro, evita en muchas ocasiones la depresión y el estrés.

Tanto el té como el café contienen cafeína, sin embargo, en el té pasa a la sangre de manera más lenta, por lo que su efecto es diferente. Una taza de café tiene alrededor de 135 mg de cafeína, mientras que una de té sólo de 30 a 40 mg. No obstante, la sensación que aporta al cuerpo de “actividad” es similar.

Además el consumo de una taza diaria de té favorece la prevención del cáncer, ya que reduce el riesgo en un 40% aproximadamente, debido a la alta concentración de antioxidante. Asimismo, favorece la prevención del Alzheimer, ya que el galato de epigalocatequina (EGCG), un potente antioxidante que se encuentran en el algunos tés, podría interrumpir de forma decisiva el desarrollo del Alzheimer. El antioxidante, es decir, la carácteristica estrella del té, actúa evitando la muerte celular.

En definitiva, son numerosos los beneficios del té, y cada vez su consumo debería ser mayor. Diversos son sus tipos y sabores, por ello en la próxima entrada analizaremos cada uno de ellos.