El pole dance

Hemos visto muchas veces, en las discotecas, clubes nocturnos, bares de copas, esas chicas que bailan alrededor de un tubo de metal, ejerciendo una gimnasia increíble ¿serías capaz de hacerlo? Este puede ser un deporte ideal que se ha vuelto muy popular últimamente.

Este tipo de baile, se ha expandido de tal forma que ya se puede encontrar academias para practicarlo en cualquier lugar. Existe la Federación Mundial de Pole Dance Deportivo, la cual, regula este deporte y organiza competiciones. Algo curioso de sus reglas, es que si te desprendes de alguna prenda quedas eliminado.

Es un deporte de lo más tonificante para los músculos, al que se le añade sensualidad.

Hay personas que lo practican para aumentar su autoestima, pues con el tiempo, se consigue tener una apariencia sexy, para sí mismo y para los demás. Los que lo practican, confiesan que se pierde la vergüenza y saca los sentimientos fuera de sí.

Este deporte no tiene requisitos por cumplir, ni tampoco una edad límite o buen estado físico, solo se necesitan ganas y voluntad.

Es una buena manera de bajar peso, claro está, siempre acompañado de una buena dieta baja en calorías, una buena opción para abandonar la rutina y pasarlo bien.

Como cualquier buen deporte, aporta una buena oxigenación al organismo, ya que hace trabajar al corazón, elimina la retención de líquidos, evita las varices, el estrés, fatiga, depresión…

Su lema es “trabajar y divertirse”, lo que favorece una disciplina y una actividad exigente.

La expresión corporal es básica, trabajando profundamente la coordinación.

Fuente: Wikipedia