Centros de frutas

Al entrar a una fiesta de cumpleaños, lo primero que se mira, es la mesa con postres y bocaditos, no solo para comer, sino por la decoración que conlleva. Las formas de las galletas, las frutas de adorno de la tarta… todo da un toque muy bonito.

Hay quien piensa que hacer adornos de frutas, es una manera de desaprovecharla, que se pierde este buen alimento, pero esta forma, es una manera de comerla de manera más divertida y sana, y a veces elegantes, incluso una buena manera de que la coman los niños.

Esto no es complicado, con solo un poco de imaginación y las herramientas adecuadas, se logra fácilmente. Para lograrlo, trabaja con frutas fáciles de manejar como la sandía, piña, uva, naranja, kiwi, melón, fresas…

Una forma muy fácil de crear, es pinchando trocitos de fruta a modo de brochetas, luego las vas pinchando en una base de fruta, un buen trozo, como puede ser una piña o sandía y resulta una forma del todo atractiva. Los trocitos que vas pinchando en los palitos, les puedes dar forma de corazón, estrella… para todo ello hay moldes. Una vez arreglado este centro frutal, resulta muy sencillo para colocarlo encima de la mesa, a forma de centro. Combina la fruta por colores para que dé sensación de viveza e intensidad.

Si tienes seguridad con el cuchillo, puedes abrir un melón por la mitad y después tallarlo a modo de puntas por el borde, este quedará ideal para hacerlo de centro y pinchar las brochetas. Si todavía te atreves más lo puedes vaciar un poco, a modo de fuente y luego ir depositando trocitos de fruta variada con formas diversas.

Fuente: cosas cositas cosotas