El método Bates

ojos-ii.jpgEl doctor William Horatio Bates (1860-1931) oftalmólogo americano, fue diplomado en el “College of Physicians and Surgeons” de la Universidad de Cornell, Estados Unidos y ejerció en Nueva York desde 1885.

Consagró su vida a la investigación de la función visual, a la teoría de la acomodación y a las modificaciones fisiológicas ligadas a los estados de estrés y a las emociones negativas. La escucha dedicada a sus pacientes le permitió constatar que la vista de muchos de ellos era extremadamente variable y le llevó a concluir que nuestra vistaestá influenciada por la manera en la que utilizamos nuestros ojos. Por ejemplo, un individuo dotado de buena vista manifestaría errores de refracción varias veces al día según su estado y su actividad. Constató que la vista no es una condición estática, sino que cambia constantemente según el estado físico y emocional de la persona y que esos problemas pueden ser corregidos por un comportamiento visual consciente y apropiado. Según el doctor Bates, los ojos contribuyen en un 20 por ciento a la función visual y el cerebro a un 80 por ciento. Este último está particularmente influenciado por el estrés mental y las emociones.

¿En qué consiste?

Las emociones negativas que todos vivimos cotidianamente, tales como la ira, el miedo, el pánico, el enfado, el nerviosismo, etc., provocan modificaciones fisiológicas importantes en el cuerpo: retención de la respiración, aceleración del ritmo cardíaco, fijación de la mirada, contractura muscular. La función afecta a la estructura.

Todas estas presiones modelan nuestra manera de pensar, de interpretar, de “ver” las cosas, y tanto nos preocupan, que acabamos por reducir inconscientemente el campo de nuestra “mirada” y como consecuencia nuestro campo visual. El simple hecho de ampliarlo por medio de una mayor consciencia de la visión periférica tranquiliza y permite descansarla visión central.

Con este método lo que se pretende, es reeducar la vista, a base de ejercitarla con ejercicios de relajación y movimiento.

En conclusión, el método permite adquirir herramientas que cada uno puede integrar en su vida cotidiana con el fin de modificar la mirada y con ello la utilización de los ojos.

Los tres principios del método Bates:

  • La relajación ocular y mental.
  • La inconsciencia y la discriminación de la visión fóvea y periférica.
  • La necesidad de movimientos que conduzcan a la distensión.

La mejora de la vista, como todo aquello que aprendemos, requiere motivación y persistencia.