El café y el té

El café, es quizá la bebida de referencia para todos, salimos a tomar café, quedamos para tomarlo…está presente en muchos aspectos de nuestra vida, incluso hay tiendas y bares (cafeterías) especializadas en ello. Sus aportes son muchos: antioxidante, diurético, alivia las migrañas…, sin embargo, hay gente, que no puede tolerar la cafeína o algunos de sus componentes, entonces, podemos suplirlo por él te, el cual, tiene una variadísima cantidad de tipos, hasta el punto de no saber por cualquier decidirnos.

El té verde no está fermentado, es de sabor amargo y está muy de moda, al asociarlo a la pérdida de peso, ya que funciona con el organismo de la siguiente manera:

-aumenta el metabolismo, aumentando el gasto de energía, por ello, se baja de peso

-acelera la eliminación del grasa del organismo

-es diurético y combate el estreñimiento

El té olong, está entre el negro y el verde, con una cucharada es suficiente y se ha dejar reposar. Sus propiedades son:

-antioxidante, por ello, combate el envejecimiento

-reduce el nivel de azúcar

-ayuda al sistema inmunológico

El té negro es muy aromático porque está fermentado (a diferencia de los otros). Es el que más contiene teína, por ello, no se ha de tomar por la noche ni por personas que sufran del corazón, úlcera, gastritis. Son sus propiedades:

-evita la arterioesclerosis

-previene las enfermedades cardiovasculares

-disminuye el colesterol (antes de ser absorbido, es decir, el que poseen los alimentos)

-es un buen antidiarreico

Fuente: linea y forma