Claves para engordar

engordar.jpgMientras millones de personas están a dieta, otras miles sueñan con ganar unos kilos. Para estos últimos, subirse a la báscula también es su suplicio. Además de una dieta para engordar es importante conocer qué hábitos ayudan a incrementar el peso.

Existen numerosas dietas y ejercicios que permiten la reducción del peso, pero también las hay orientadas al efecto contrario: engordar. Se trata de regímenes más complejos, pero cuyo seguimiento para la consecución de sus objetivos es igual de importante.

A pesar de esto, no es la alimentación lo único que influye en la capacidad de coger peso. Factores como el ejercicio, el estrés o la propia predisposición del organismo son esenciales.

Cinco comidas. Lo más importante es seguir una dieta muy estricta en 5 comidas diarias: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena. Algunos incluso incluyen una sexta comida, antes de acostarse, a base de líquidos.

Picoteo calórico. También es recomendable la ingestión entre horas de frutos secos y zumos de todo tipo, que tienen un aporte calórico muy elevado.

Control de calorías. La cantidad de calorías mínima debe ser de unas 2.000 a 2.300 calorías al día, aunque dependiendo de la rapidez con la que se quiera subir de peso estos parámetros pueden aumentar hasta las 2.500 calorías. Esto es mucho, teniendo en cuenta que el consumo de calorías al día, recomendada por los médicos y dietistas, es de aproximadamente 1.800 calorías al día.

Agua en abundancia. Se recomienda beber de 2-3 litros de agua diarios, con el fin de suavizar en el estómago el fuerte efecto de la ingestión constante de grasas que puede producir.

Alimentos que abren el apetito. Estos pueden ser, la nata, la mantequilla o las harinas de trigo, además del azúcar. El pan también es fundamental, siendo el consumo de unos 200 gramos al día.

Ricas calorías. Los alimentos más ricos son, las patatas, arroces, cereales, salsas y sopas. También podemos incluir, las legumbres y los pescados ahumados.

Frutas y verduras. No hay que olvidar, que también debemos comerlas. Lo más conveniente es aderezarlos con aceite de oliva, nunca de girasol, y en ocasiones de soja.

Suplementos dietéticos. Sobre todo si se hace ejercicio. Los más eficaces son las proteínas en polvo, la creatina monohidratada y las bebidas energéticas. En ningún caso anabolizantes