Alimentos que ayudan a adelgazar

Fuente: inmyboots.es/

No hay alimentos que adelgacen en sí, pero sin embargo si hay determinados alimentos que ayudan a perder peso, si lo acompañamos de ejercicio rutinario, y de evitar los excesos. Actúan como “quemagrasas“, o son un aporte de energía, necesario para el cuerpo, a la hora de realizar ejercicios, sin contener demasiadas calorías.

La mayoría de las personas se lanzan de cabeza a dietas milagro, a hacer solo una comida, o a probar determinados complementos o batidos, que lo único que consiguen es poner en riesgo nuestra salud. Esto se puede evitar, y es tan sencillo como hacer una alimentación adecuada, sabiendo qué alimentos nos pueden ayudar a cumplir nuestros objetivos.

Fuente: inmyboots.es/
Fuente: inmyboots.es/

Éstos son algunos de los alimentos esenciales para ayudarnos a perder peso:

Legumbres

Son sin duda los alimentos que más energía aportan al cuerpo, y por lo tanto, ayudan a quemar más calorías.

Frutas

Los componentes de la fruta aportan mucha energía, y ayudan a quemar calorías. Las mejores para este fín, son las manzanas, los kiwis, o las naranjas, y se debería evitar frutas como el mango o el plátano, por su alto contenido en azúcar.

Verduras

Son ricas en fibra, con lo cual favorecen la digestión, evitando hinchazones y malestar. Las más adecuadas son las frutas verdes como la lechuga o el pepino.

Carne rojas y blancas

Aportan proteínas, básicas para una dieta equilibrada, que es esencial para perder peso. Son buenas sobre todo carnes blancas como pavo o pollo. Es importante que los cortes elegidos no contengan grandes tiras de grasa. Y de cara a la preparación, es preferible asada, cocida, o hervida, que empanada o frita.

Pescado

Aporta energía al organismo y  vitaminas A y D, que ayudan a absorber las proteínas. Son preferibles pescados azules como el salmón o el atún.

Huevo

Contiene vitamina B12 y proteínas. El huevo ayuda a nutrir los músculos, y quemar las grasas sobre todo del abdomen, zona donde siempre es difícil perder grasa. Es preferible las claras de huevo que las yemas, que contienen más grasa.

 

Como veis son alimentos cotidianos, y si los adecuamos a una dieta equilibrada y constante, con el ejercicio empezaremos a notar los cambios.