Alimentos que no pueden faltar en la nevera

Alimentos infaltables en la nevera

Seamos sinceros, cuando vamos a comer algo y recién llegamos del trabajo o de la Universidad, recurrimos antes que nada a lo que encontramos en la nevera. Por este motivo es que los alimentos que forman parte de ella son los que más vamos a consumir a lo largo de la semana -y de nuestras vidas- así que resulta fundamental entender cuáles de ellos conviene siempre tener refrigerados por si acaso.

Las frutas, lo básico

Antes que cualquier otro producto, lo primero que debemos tener en casa en estos casos son frutas y verduras, considerando que a partir de ellas es posible obtener muchos de los nutrientes que necesitamos en el día. Entre algunas de las más sanas, podemos mencionar el pomelo, el melón, el kiwi, las fresas, las zarzamoras, los arándanos, los limones y las peras. Aunque todas tienen altos contenidos de agua, de vez en cuando puedes comer una manzana o plátano.

Los vegetales

Desde luego, los vegetales son igual de importantes en estos casos. Algunos como el coliflor, espinacas, tomates, espárragos, brócoli, pimientos, aguacates, champiñones, berenjenas, lechugas, ajo, cebolla y espinacas son fundamentales para que adquiramos fibra, y reduzcamos las grasas en nuestro cuerpo.

Los frutos secos

Los frutos secos son otros de esos alimentos que no deberían faltarnos en la nevera o sus alrededores. Sobre todo las nueces y las almendras son recomendadas, ya que nos ofrece una buena cantidad de vitaminas y minerales como el potasio, el magnesio, el fósforo y la vitamina E. Incluso, las almendras son una de las principales fuentes de calcio que existen en el mundo.

Pescados

También los pescados, por encima de la carne del pollo y sobre todo por encima de la carne de la vaca y del cerdo, es bueno para ser comido todos los días. Entre ellos, los más aconsejables son el salmón, las sardinas, el atún, los mariscos y el pez espada, y cuanto más naturales los comamos mejor será para nuestro organismo.