Victoria y Kate, anoréxicas fatales

Te asombraría saber que esas mujeres que con tanta admiración contemplamos en revistas, televisión, diarios… no son totalmente felices con su fama, éxito, riqueza… todo aquello que demuestran a través de su imagen, pues el concepto de belleza que todos seguimos y que ellas representan no son nada saludable, incluso a veces, enfermando con ello.

Sin ir más lejos, Victoria Beckham, la auténtica celebridad y alta belleza en moda, reflejo de millones de jóvenes por haber pertenecido al grupo de Spice Girls y casarse con el famoso David Beckham, era una gran adicta a la moda. Con su fama, consiguió abrirse camino en este mundo de modelos y pasarelas, incluso creó su propia empresa: DVB. Toda esta obsesión, llegó a pasarle factura, pues su efusiva delgadez, le llevó a padecer anorexia, aunque ella misma lo negaba.

Otra famosa, la famosa Kate Moss, conocida por sus escándalos, estuvo metida en el mundo de las drogas en sus tiempo de modelo y su famosa relación con Peter Doherty. Su belleza era increíble, pero el peso requerido para ser modelo, le obligó a perder peso, hasta un extremo que arruinó su vida y sus relaciones. En uno de sus escándalos, declaro que “nada sentaba tan bien como verse delgada”. Todo ello, le llevo a vela ebria en pubs y discotecas, consumiendo cocaína…y a terminar con su relación con Doherty. Sus declaraciones, la convirtieron en toda una enemiga de los grupos luchadores contra la anorexia y la bulimia. Fue otra de las víctimas de esta terrible enfermedad.

Fuente: Univisión