Trucos curiosos para comer menos

trucos comer menos

Algunos de los trucos más conocidos y difundidos para intentar comer menos tienen que ver con comer cada dos horas, masticar diez veces cada bocado antes de tragarlo, etc. Pero esas son cosas comunes que puede hacer cualquier. Si eres excéntrico y quieres llevar adelante algunos trucos un poco más curiosos para perder peso, entonces considera éstos que vamos a repasar a continuación.

El primero de ellos tiene que ver directamente con comer delante de un espejo, ya que por muy absurdo que parezca, lo que sucede en estas situaciones es que tomamos el alimento y lo comemos con una dulzura que desde luego no tenemos cuando estamos en una situación normal, mirando la televisión o a otras personas.

Si sales a comer afuera, otra espectacular alternativa tiene que ver con pagar en efectivo y no con la tarjeta de crédito. Está comprobado científicamente que así como siempre realizamos compras más grandes cuando salimos con la tarjeta, no tenemos inconveniente en pedir bebidas más costosas y un par de postres en un restaurante. Pagando en efectivo seremos más cuidadosos, y no sólo con nuestro bolsillo.

Otra costumbre que normalmente suele traer pésimos resultados a las personas, tiene que ver con aquellas que aprovechan para ponerse el pijama y comer la cena de esa forma vestidos. El problema es que la ropa holgada nos da cierto margen para seguir comiendo, y no tomamos consciencia de hasta donde podemos comer de más.

Finalmente, la última curiosidad que podemos destacar para que tengas en cuenta y bajes de peso, es que decores toda tu cocina de azul. El caso es que de esta forma, podrás tener menos hambre, ya que se considera que tanto estos tonos como los verdes funcionan de modo que son una especie de supresores del apetito, así que manteles, cubiertos, y todo lo que puedas azul.