Quemar grasas en tiempo récord


Entrenar con una intensidad baja o moderada no es la manera más rápida de de lograr ese objetivo.
Si lo que busca es bajar de peso, tendrá que elegir un entrenamiento rápido y enérgico que lo ayude a alcanzar la meta en menor tiempo.

Si uno camina con gran rapidez, unos 7 u 8 kilómetros por hora, puede aumentar el potencial de eliminación de calorías por medio de la caminata en un 50 por ciento.
Esta velocidad es lo que los fisiólogos especializados en educación física llaman la zona gris, porque aquí es donde se confunde la caminata con el trote, y se hace difícil seguir caminando si se está por comenzar a trotar.
Con este tipo de entrenamiento se consume una gran cantidad de energía en mover la cadera, las piernas y mantener los pies en contacto con el piso. Este gasto representa una alta utilización de calorías.
Si usted pesa unos 60 kilos consumiría unas 200 calorías caminando rápido en 30 minutos. Si lo hace a paso normal, consumirá solo la mitad, 100 calorías. Tengalo en cuenta la próxima vez que salga a caminar.