Principales causas de lesiones al entrenar

entrenamiento lesiones

El entrenamiento es una faceta importantísima de la vida, por los beneficios que otorga para las personas que lo llevan a cabo, como por los que no están alcanzado las personas que se duermen en la comodidad del sedentarismo. Sin embargo, es evidente que entrenando tenemos más posibilidades de lesionarlos, por lo que queremos traerte algunas ideas relacionadas con aquellas causas que debemos intentar evitar.

Por ejemplo, un problema muy común que genera lesiones, sobre todo en los meses de más frío del año, es la falta de una entrada en calor correspondiente. En concreto, la misma se tiene que llevar a cabo a modo de calentamiento previo a la ejercitación en sí, incluyendo por ejemplo estiramientos, además de una subida progresiva luego del ritmo de entrenamiento, no empezando al ritmo más alto de la jornada.

Cuando ya comenzamos el entrenamiento, excedernos en la intensidad del mismo también puede ser una causa de lesiones muy comunes. En este sentido, si ves que te estás sobre entrenando, conviene que pares un poco el ritmo, dado que el músculo no alcanza a recuperarse adecuadamente, el rendimiento disminuye, y a la larga no sólo vamos a lesionarnos, sino que lo haremos de modo grave.

En el gimnasio, otro problema común con el que podemos encontrarnos es el utilizar demasiado peso, mucho más del que en realidad corresponde. Debes saber, entonces, que para poder incrementar el peso o la sobrecarga necesitas de tiempo y paciencia, y que incluso, no lograrás marcar más los músculos por apostar directamente a subir de peso cada semana.

Luego, existen otras cuestiones que pueden resultar más lógicas pero que conviene recordar en estos casos, como por ejemplo el estar realizando una técnica incorrecta, además de la falta de concentración y coordinación, por lo que siempre conviene entrenar bien descansado, lo mismo que hay que estar atentos a la alimentación, que debe ser la adecuada para estos casos.