Medusas

medusa.jpg¿Cómo actuar si nos ha picado una medusa?

Los síntomas más comunes de una picadura de medusa son un dolor y un picor inmediato, ardor, inflamación, enrojecimiento, e incluso sangrado. Es muy importante salir del agua; lavarse con agua salada (nunca dulce, ya que podría romper las células urticantes), no rascarse ni frotarse la piel con arena o toallas; sacar los restos de tentáculos si son aún evidentes y aplicarse un choque de frío mediante una bolsa de plástico llena de hielo durante unos quince minutos. No es aconsejable recurrir a otras sustancias como el amoniaco, que irrita la piel. Si el estado de la víctima empeora pasada media hora, se debe acudir lo antes posible a un centro sanitario.

Conviene cuidar la herida para que no se infecte. Una aplicación de un antiséptico como la tintura de yodo y una cobertura mediante vendas ayuda a que se cicatrice.