Las ventajas sexuales del deporte

Entre la enorme cantidad de beneficios que siempre mencionamos alrededor del deporte, no podemos dejar de tener en cuenta un aspecto fundamental en la vida de las personas, como lo es el sexo. De hecho, muchas de aquellas personas que tienen fuertes rutinas de entrenamiento, aseguran haber experimentado una vida sexual completamente distinta desde que llevan a cabo estas actividades, tanto hombres como mujeres.

Lo cierto del caso, en primera instancia al menos, es que sexo y deporte son totalmente compatibles, como afirman los especialistas de todo el mundo, y de hecho, cada vez son más los científicos y expertos en deportes quienes afirman que los deportistas pueden tener relaciones sexuales pocas horas antes de las competencias oficiales, de la misma forma que una persone que concurre al gimnasio diariamente.

Es así que, como se explica en foros internacionales, un buen estado físico puede tener un impacto positivo en la actividad sexual porque mejora la musculatura, la elongación, aumenta la circulación de sangre y eso permite mejorar el estado del sistema cardiovascular-respiratorio, lo que lleva posteriormente a una serie de ventajas y beneficios relacionados con nuestra forma de responder, físicamente, a la excitación.

De hecho, está también comprobado que así como la actividad física reduce el estrés y permite la liberación de endorfinas, fuentes del placer corporal, el sexo activa las mismas funciones, y es común que las personas sientan una enorme atracción por realizar ambas cosas de forma cotidiana una vez que se han acostumbrado a ello.

Entonces, considerando que el estar relajado beneficia la intimidad con la pareja y nuestro disfrute, la posibilidad de realizar una rutina de entrenamientos antes de llegar a casa también será positiva si la abordamos como un método de distracción de la rutina, y de enfoque en aquellas cuestiones que más nos excitan, como por ejemplo el sexo con nuestra pareja.