La sal del Himalaya

sal-himalaya.jpgsal-himalaya.jpgsal-himalaya.jpgHan pasado más de 250 millones de años desde que la sal marina se cristalizó y se acumuló en los yacimientos montañosos lo que contribuyó a que en su composición orgánica se manifestara una capacidad energética curativa extraordinaria. Un legado mágico del mar primitivo, el origen de toda forma de vida conocida.

La sal cristalina del Himalaya, debido a su altura y la pureza de su contenido, en su justa medida, mezclada con agua, es una fuente de energía curativa acumulada. En la actualidad, es la sal energética más completa que se conoce. Es tan pura como no puede serlo hoy ningún otro alimento, en ella se encuentra el medio ideal en que todas las formas de vida están en armonía. Con la ayuda de la sal, nuestras células encuentran el camino de regreso a un estado curativo.

Esta sal posee cualidades diferentes a la sal refinada, con su composición en forma de cloruro de sodio recristalizado. Debido a la alta presión a la que se encuentra sometida, ésta tiene un color rojo anaranjado y sales más ricas y especiales en cuanto a energía se refiere, de todas las sales encontradas hasta el momento.

 Propiedades curativas.sal-himalaya.jpg

El mecanismo fundamental de nuestro organismo está basado en un preciso sistema de equilibrio entre las sales y los distintos flujos. Por eso, desde hace siglos, se utiliza la sal para recuperar la salud. La sal es buena para la digestión, evita la putrefacción. Se recomienda la sal sobre todo a las personas débiles, preferiblemente en invierno y en las zonas del norte.

Aplicaciones.

Se utiliza preferentemente para:

  • Adelgazamiento.
  • Empobrecimiento de la sangre.
  • Falta de apetito.
  • Clorosis.
  • Dolores de cabeza.
  • Debilidad de impulsos.
  • Migrañas.
  • Catarros intestinales y de estómago.

La unción de cloruro sódico se emplea exteriormente en:

  • Acné.
  • Hongos.
  • Llagas labiales.
  • Picaduras de insectos.

Aplicaciones externas

Baños: en la actualidad para los baños de sal se usan concentraciones del 1 hasta el 8%, aunque en casos graves de psoriasis u otras enfermedades de la piel se ha llegado a alcanzar hasta el 12%. La duración del baño debe comenzar con 5 ó 10 minutos y puede alargarse hasta los 20 minutos, nunca más.

Aplicaciones internas.

Para las curas de bebidas de sal, utilizaremos un gramo de sal por litro. Para añadir la sal al agua, nunca utilizaremos una cuchara de metal, bien será una de plástico. Se puede dosificar a lo largo del día.