La rosa en la belleza

La rosa, siempre ha sido la flor ligada a la belleza, su perfume ha sido la delicia de la atracción hacia el sexo masculino. Es dulce, transmite serenidad, nos invoca al recuerdo… da sensación de calidez, penetrante… es una flor muy ligada al mediterráneo.

Esta flor es muy utilizada en la cosmética, sus aceites se incluyen en los perfumes, tanto en los masculinos como en los femeninos. Es utilizada igualmente en jabones, aromas, etc. Sus propiedades son indicadas para la dermis y su esencia es antiséptica para todo tipo de piel, sobre todo en las maduras, pues actúa sobre zonas de contorno de ojos (patas de gallo), en las bolsas y ojeras, hidrata las arrugas y mejora las venitas visibles. Otra característica beneficiosa, es la aplicación en las quemaduras.

Un tónico facial natural, preparado por nosotras mismas, es el agua que da como resultado de hervir los pétalos. Se deja reposar y se guarda en la nevera. Esta receta natural, se aplica mediante una gasa o algodón durante 15 o 20 minutos, como una mascarilla, y resulta un maravilloso hidratante para la piel. Si lo aplicamos sobre el cabello, resulta igualmente suavizante, este se aplica en los últimos aclarados y mediante masajes.

Otra crema natural para la belleza de tus manos, son los pétalos de rosas en reposo en agua destilada durante 24 horas. Le quitas los pétalos y le añades glicerina, quedando una magnífica crema para suavizar tus manos.

Y recuerda, si alguien te regala una rosa, su color tiene un mensaje, la roja = pasión, la amarilla= celos, la blanca= pureza.

Fuente: nosotras