Incontinencia urinaria


Entre los 40 y 50 es la edad en la que suele aparecer los primeros síntomas de incontinencia urinaria.
La causa principal suele ser la relajación del músculo pélvico. Pero lejos de ser un problema irreversible, puede tener solución con tratamientos médicos.
Si bien la padecen también los varones, en el caso de las mujeres se produce generalmente al toser, estornudar, reirse mucho, hacer ejercicio, todo lo que tenga que ver con un esfuerzo por parte de la musculatura del abdomen.
Causas directas de esta distensión de los músculos de la pelvis pueden ser el propio envejecimiento del organismo, un exceso de peso o haber tenido uno o más hijos, en el caso de mujeres embarazadas.
Recomendaciones:

  •  No practicar deportes muy fuertes que puedan afectar la zona pélvica como pueden ser aquellos que impliquen saltos bruscos o hacer mucha fuerza de frenado con las piernas como el squash o el tenis.
  • No vestir con ropa demasiado ajustada.
  • Es muy importante no retener nunca la orina durante mucho tiempo. Hay que orinar cada vez que se tengan ganas de hacerlo.
  • Es fundamental consultar al médico si se observan anomalías, porque si bien la incontinencia urinaria no es grave, puede afectar el nivel de vida, al restringirse las salidas por temor a pasar un momento incómodo.