¿A qué hora ejercitarse en verano?

hora-ejercicio-verano

Durante el verano hay ciertos cuidados que debes tener con tu salud. El primero y principal tiene que ver con las fuertes temperaturas que hay en esta estación y cómo debes enfrentarlas con tu cuerpo. Por eso, en esta oportunidad te comentaremos acerca de los horarios más recomendables para  ejercitarse durante el verano.

El momento del día, clave para el éxito

Según un estudio realizado por médicos y entrenadores se ha llegado a la conclusión que la mejor hora para realizar actividad física durante el verano es por la mañana, puesto que se trata del momento del día donde el metabolismo está más activo y por lo tanto, dispuesto a quemar más calorías.

Sin embargo, esta elección de médicos y entrenadores también encuentra su beneficio con el clima. Pues ciertamente, durante las primeras horas del día el sol es mucho menos intenso que por la tarde, por lo que será mucho más sencillo para nuestro organismo adaptarnos al verano.

Por otro lado, cabe destacar que una buena razón para realizar actividad física durante la mañana es ideal para comenzar el día con excelentes energías y asimismo mayor agudeza mental.

¿Qué precauciones tener en verano?

Aunque decidamos hacer actividad física por las mañanas, siempre igual es importante tener en cuenta algunos consejos sobre el entrenamiento durante el verano, puesto que aunque sean menos elevadas, aún son diferentes a las que nuestro cuerpo venían soportando.

En este sentido, debes considerar siempre hacer ejercicio cuando no haya demasiado sol, o a primera hora de la mañana o por la noche cuando el sol está cayendo. Teniendo en cuenta que desde las 12 del mediodía hasta las 19 horas, es sumamente nocivo para nuestra salud ejercitarnos.

Otra recomendación a tener en cuenta es realizar ejercicio de manera gradual. Es decir, si no estás acostumbrado, será preciso comenzar con un entrenamiento suave, puesto que la falta de costumbre y las fuertes temperaturas podrán causarte fatiga, lesiones musculares e incluso deshidratación.

 

Fuente: Nosotras