Entrenamiento en suspensión, otra nueva tendencia

En los últimos tiempos hemos revisado más de una vez cuáles son las últimas tendencias en materia de entrenamiento, y aunque muchas de ellas resultan bastante curiosas, y alguna sin sentido, en este caso estamos en presencia de una que bien podríamos recomendar. Se trata las rutinas que forman parte del entrenamiento en suspensión, el que concretamente ha puesto de moda la bella modelo y actriz de origen israelí Gal Gadot.

La chica, conocida por su espectacular cuerpo que suele mostrar en las redes sociales, señaló en una entrevista hace no demasiado tiempo que el entrenamiento en suspensión es su clave para mantener la figura, y desde entonces han sido cada vez más personas las interesadas en poder sumarse a este tipo de ejercicio físico, el que requiere ella para su próximo papel de la Mujer Maravilla en la película “Batman vs. Superman”.

Entrenamiento en suspensión

¿Cómo es el entrenamiento en suspensión?

Cuando pensamos en el entrenamiento en suspensión, lo primero a considerarse debe ser el origen de esta forma de poner el cuerpo a punto. De hecho, mayoritariamente son ejercicios que surgieron en el seno de los equipos de Mar, Aire y Tierra de la Armada de los Estados Unidos, conocidos como los “Navy SEAL”.

Lo que sucede es que todos estos integrantes de las mencionadas fuerzas, en muchas ocasiones se encuentran entrenando en sitios que no han sido desarrollados para ello, como por ejemplo cubiertas de barcos, galpones de aviones, y demás. Por eso, se vieron obligados a reemplazar en muchas ocasiones las clásicas máquinas de los gimnasios por el propio peso de sus cuerpos suspendidos.

Por ello, para poder sacar provecho de la fuerza de gravedad y el peso corporal que poseemos, en el entrenamiento en suspensión se utilizan elementos como las cintas y los anclajes. Entre las ventajas de esta forma de entrenar, además, podemos mencionar algunas como que cualquier espacio es ideal para hacerlo, o que se trata de un sistema que no necesita espacio y no nos exige más de lo necesario.