El voleibol

Si te apetece eliminar el estrés, mantenerte en forma o simplemente pasar un buen rato, tenemos un deporte que lo proporciona, es el voleibol. En él, las piernas trabajan a todo confort, pues saltan para los mate y se agachan para recibir la pelota. Muslos, pantorrillas y glúteos trabajan duramente al correr y detenerse. En resumen, un deporte ideal para eliminar estrías y grasas.

La ejercitación de los brazos es a tope para los mates y pases (juntos, separados…), los bíceps, sufren una tonificación extraordinaria. Las flexiones son constantes, algo que hace que la espalda se relaje y estire.

Saltos, pases, recepción, defensa…trabajan la coordinación de forma espectacular, además de ser un deporte de los más sociables, al realizarse en equipo y poder conocer nuevos amigos.

Tonifica la musculatura y quema las grasas como cualquier deporte, ya que los esfuerzos hacen quemar lo que sobra en el vientre, brazos, piernas…ejercita el corazón y por lo tanto desintoxica la sangre y la limpia al oxigenarla más.

El voleibol, es bueno para todas aquellas personas que sufren de colesterol y triglicéridos.

Recuerda que hay que practicarlo con las medidas de seguridad oportunas, es decir, protegiéndose las articulaciones de forma adecuada y siguiendo siempre los consejos de un monitor o especialista en este deporte.

El voleibol acompañado de una buena dieta baja en grasa, es éxito seguro para bajar de peso y todavía más si lo practicas en su estilo de playa. Los saltos en la  arena hacen trabajar todavía más los músculos.

Fuente: prozis