Dietas para subir de peso

No solo las dietas para bajar peso son las únicas que persiguen las mujeres, aunque sí la gran mayoría, también están las de aumentar peso, las cuales, pueden suponer una gran obsesión en las mujeres delgadas.

Hay chicas que solo ven debajo de su piel huesos y más huesos, les gustaría verse con unos kilos de más y no saben cómo, para ello, son estas dietas tan especiales que pueden resultar incluso más difíciles de ejercer que las bajas en calorías, pues van acompañadas de pérdida de apetito, el metabolismo trabaja más lento y no absorbe grasa ni nutrientes.

La mayoría de las chicas persiguen estar delgadas, pero esto de manera extrema no es nada bueno.

El sistema inmunitario es mucho más débil, generando mayores infecciones. Cuando se enferma, la recuperación es mucho más lenta. Uñas, dientes y cabello se debilitan. Minerales como el calcio, están ausentes y con el tiempo, se sufren enfermedades como la osteoporosis. La falta de grasa en el organismo, te hace sentir más el frío y la humedad.

Conocer las causas de la escasez de peso, es fundamental para comenzar una dieta de estas características. La hiperactividad es una de ellas, estas son personas que andan de aquí para allá, no pueden estar quietas, limpian, ordenan, llevan cosas de un lado a otro…son personas que están continuamente quemando grasa, pero el problema está en que no la pueden recuperar.

Estas dietas, consisten en recuperar la energía desgastada, pero no comiendo mucha grasa, cereales, pasta… estos son alimentos que no realmente se necesitan y que pueden causar enfermedades futuras.

El secreto está en cambiar los hábitos alimenticios. Se ha de comer varias veces al día (unas cinco) en porciones pequeñas. Así se procesa mejor la energía consumida. No deben faltar frutas, huevo, verduras, lácteos…estos tienen muchas proteínas. Tampoco las grasas naturales deben faltar (aceite de oliva y girasol, frutos secos). Y nunca, nunca… se han de saltar comidas.

Fuente: dietas