El agua de coco

El agua de coco era denominado por los sabios antiguos como “el elixir de la vida”. Este es ideal para la hidratación del organismo y la nutrición de minerales.

En el mercado existen numerosas bebidas energéticas, las cuales están compuestas por variados excitantes como la cafeína. El agua de coco es una de las alternativas para recargar nuestras pilas de forma natural.

Este producto es puro y exótico, una bebida ideal para el deporte o cualquier actividad de esfuerzo (incluso después de la sauna). También es ideal para las épocas de estrés, exámenes o cualquier actividad extra.

Tiene la cualidad de eliminar la sed, además de ser refrescante, nutritivo y facilitar una gran cantidad de sales minerales, se convierte así en una alternativa ante las bebidas artificiales que tanto se usan en el ámbito deportivo.

Procede de la costa brasileña y su recogida se hace antes de los seis meses, cuando está fresco todavía y no ha aparecido la carne blanca que todos conocemos en el coco ya maduro. El agua que estos contiene tiene un alto nivel de calcio, sodio, fósforo y magnesio, además de vitaminas C, B1, B2, B3, B5 y B6, aminoácidos, antioxidantes…pero el gran aporte es el potasio, el cual, es la opción ideal para la eliminación de toxinas de forma natural. Este alimento es muy utilizado para las diarreas y las hidrataciones., para limpiar la orina, producir semen y un ayudante de la circulación sanguínea.

Podemos extraer esta agua pero nunca congelarla, pues perdería su dulce sabor.

Fuente: otra medicina