Dormir profundamente

Dormir es esencial para mantener buenos niveles de energía. Para conciliar el sueño, la primera regla es respetar los horarios.
La segunda regla es no tomar bebidas alcohólicas por la noche, antes de acostarse.
Para facilitar el sueño, se recomienda un vaso de leche tibia o una infusión de pasiflora o tila.
Mantenerse activo durante el día, lo mantendrá cansado físico y mentalmente por la noche, como para poder dormir.
Uno de los errores más comunes es permanecer demasiado tiempo en la cama. Por ejemplo, si durante el fin de semana duerme hasta el mediodía, se sentirá desganado y en peor forma que durante la semana. Cambiar los horarios del sueño requiere tiempo porque el organismo debe readaptar sus ciclos circadianos que regulan también el ritmo del sueño.