Los distintos tipos de yoga

Aunque el yoga es una de las prácticas físicas más utilizadas en todo el mundo por personas de cualquier edad, sexo y hasta condición social, pocos tienen en cuenta que existe más de una variedad de este rito de relajación corporal, por lo que a continuación vamos a repasar algunos de los principales, a fin de que los consideres cuando vayas a desarrollar tu propia práctica.

Entonces, el primero de los tipos de yoga es el astanga yoga, en el que también podemos ser identificados como el “yoga de los ocho miembros”, ya que justamente se encuentra referenciado a ocho preceptos que explican su existencia, y que se enumeran de la siguiente forma: prohibiciones o abstinencias, reglas u observaciones, postura, control de la respiración, control de los sentidos, concentración, meditación, y contemplación o meditación más profunda. Es el yoga perfecto para eliminar el estrés.

Luego tenemos el iyengar yoga -foto-, el cual tiene la mayor proporción de influencia verbal por parte de los profesores que lo ejecutan sobre sus alumnos, y también cuenta con la utilización de distintos objetos que ayudan a tomar posturas para que el cuerpo se relaje. No obstante, también es una de las variantes de yoga que requiere mayor concentración por parte del practicante.

Además tenemos el hatha yoga, que parte desde el ejercicio físico, pero tiene como principal premisa la mejora de la salud mental de la persona, por lo que se trata de la mejor opción en cuento a terapias preventivas, como así también terapéuticas y para rehabilitación de lesiones.

Por último, nos encontramos con el kundalini yoga, el mejor para principiantes, porque en general las posturas no son demasiado complicadas, no requiere tampoco de una gran preparación física, y los movimientos tienen a ser más lentos que en otras variantes del yoga. Hace hincapié sobre todo en la respiración y el tratamiento de la relajación por sobre todas las cosas.