Diferentes tipos de grasas

Las grasas que consumimos, se dividen en tres tipos, uno de ellos, son las malas, los otros dos, las buenas. Comer equilibradamente, es comer bien, para ello, hemos de informarnos de qué es lo que comemos y qué necesitamos realmente, ya que con ello, tendremos una buena calidad de vida.

La grasa trans, es la que se utiliza para preparar bollería y pastelería. Estos ácidos grasos son modificados  e insaturados, están en parte hidrogenados. Estos aumentan el colesterol malo y disminuyen el bueno. Este tipo de grasas han de reducirse  al mínimo, búscalas en las etiquetas y evitarás con su escaso consumo muchas enfermedades.

La grasa saturada es la que más daño hace a nuestro organismo, pues se convierten en el colesterol malo, obstruyen las arterias y dan lugar a enfermedades (infartos, arteriosclerosis). Estas se encuentran en el pollo, carnes de res, huevos, cerdo y leche. No hay que suprimir por ello estos alimentos, pues hacen falta aunque en poca cantidad, ya que nos aporta energía. No es conveniente si se ingiere en grandes cantidades.

Grasa poliinsaturada y monoinsaturadas. Estas son líquidas y se encuentran en el pescado, marisco, aceite de oliva, girasol, frutos secos…todos los alimentos de origen vegetal. Estas grasas se encargan de fabricar el colesterol bueno, el cual, elimina al malo a través de las arterias.

Todas estas grasas, aun siendo buenas, se pueden convertir en malas si son calentadas intensamente, es decir, para freír, pues al salir ese humo negro que desprende, quiere decir que está perdiendo todos sus beneficios.

Fuente: botanical