Después de las copas

¡Menuda noche de copas! ¡Vaya resaca!, para ayudar a este síntoma, hay que seguir ciertos consejos que te damos a continuación:

-el alcohol deshidrata, por lo tanto, bebe mucha agua antes, durante y después de las copas, pues así con su ayuda se irá diluyendo en la sangre. Entre copa y copa, toma algún vaso de agua y al llegar a casa, toma aproximadamente medio litro antes de ir a dormir, haz ese esfuerzo aunque no te apetezca

-antes de salir, come algo, es una manera de proteger el estómago. Lo más aconsejables son las pastas, grasas y aceites, ya que absorben el alcohol. Si no te apetece este tipo de alimentos, toma una cucharada de aceite de oliva, así se crea una especie de película protectora dentro del estómago

-no te acuestes nada más llegar a casa, aguarda un tiempo. Intenta antes de irte de la fiesta dejar de tomar alcohol aproximadamente una hora, te destensarás y distraerás. Contra más tiempo pase de la última copa a la cama, mejor te encontrarás al levantar

-al levantarte, has de recuperar las vitaminas perdidas. La vitamina B, se recupera con un buen batido de plátano, leche y frutos secos, notarás una gran mejoría. Si te apetece la leche fría sola, igualmente es ideal para la recuperación

– a medida que pase el día, ves tomando bebidas isotónicas, estas te aportan hidratación, sales y minerales que perdiste la noche antes

-y una recomendación, quizás la más importante: nunca conduzcas si has bebido.

Fuente: linea y forma