Cuando los niños no quieren comer verduras

verdurasUna forma excelente de incorporar verduras a la alimentación de los niños es a través de los purés.
A continuación dejamos algunas sugerencias prácticas:

  • Comience mezclando pocas cucharadas de una verdura procesada (remolacha, acelga, chauchas) a otro puré que ya coma bien (como el de papa o de zapallo). Luego irá aumentando progresivamente la proporción de la verdura nueva, a medida que la vaya aceptando.
  • Déle forma a ese puré: mézclele huevos y queso blanco y prepare terrinas o budincitos con distintos colores, separados por capas (por ejemplo: arvejas, zapallo y papa).
  • Prepare canastitas duquesa de color: mezclando al puré de papas otro de verduras, huevo y queso rallado, disponiéndolo luego en placas para horno, con manga con boquilla rizada.
  • Mezclado con carne picada: en pan de carne (mezclada con mucha verdura rallada) o en pastel de carne y zapallo.