Complejos de vitaminas

Gracias a las vitaminas y minerales, nuestro organismo funciona a la perfección. A menudo, encontramos toda clase de vitaminas recomendadas para una cosa   u otra, por ejemplo, vitamina E, para el cabello, A para la piel…, sin embargo, lo ideal, no es ingerir una clase de vitamina en especial, pues en una dieta equilibrada, debe de haber todos los nutrientes necesarios, pero los suplementos vitamínicos, nos pueden resultar muy útiles para suplir aquellas vitaminas o minerales que en realidad nos pueden estar faltando. Esta ingesta de nutrición extra, es muy importante consultarla con el médico, pues la administración voluntaria, puede ser peligrosa, ya que podemos excedernos en ello.

Las diferentes clases de vitaminas, están destinadas cada una para nutrir alguna determinada función, por ejemplo:

-vitamina A, está destinada hacia la salud dental, piel, huesos… se puede encontrar en alimentos como: zanahorias, espinacas, col, yema de huevo…

-vitaminas del grupo B, se encargan del metabolismo. Tomando por ejemplo, la B12, está destinada a producir proteínas para los músculos. Alimentos como la carne y vegetales verdes, la contienen

-vitamina C, es la encargada de producir el colágeno para la piel, además de ayudar a absorber el hierro. Esta vitamina, se encuentra en las frutas cítricas (naranja, fresa, pomelo…)

-vitamina D, es la que se encarga de mantener dientes y huesos fuertes. Esta aparece cuando tomas el sol

-vitamina E, es la que lucha contra el envejecimiento y ayuda a una buena  circulación sanguínea. Se encuentra en alimentos como el germen de trigo o los frutos secos

fuente: linea y forma