Cirrosis hepática


La cirrosis hepática es una enfermedad que se desarrolla lentamente en el hígado, que favorece la formación contínua de pequeñas cicatrices en su interior, hasta que, pasado un tiempo, la mayor parte de este órgano forma una gran cicatriz.
Para proteger el hígado de agentes tóxicos, no consuma en exceso, bebidas alcohólicas de cualquier tipo, ni café o té.

Otros puntos para tener en cuenta:

  • Evite el estrés: asegurando las horas de sueño nocturno (ocho son las ideales), y una pequeña siesta después de comer.
  • Alimentación: consuma alimentos de fácil digestión y ricos en fibra, evitando la grasa animal, las especies y las frituras. En pequeñas cantidades agregue a su dieta, carnes y pescados cocidos.
  • Compresas fría: para evitar problemas hepáticos, aplique compresas frías de agua con vinagre sobre la región abdominal. Es conveniente hacerlo por la mañana, tres veces por semana.
  • Agua y limón: es recomendable tomar durante 2 días, agua mineral con gas con un poco de jugo de limón y hacer reposo.