Características de los niños con Síndrome de Down

El Síndrome de Down, es un trastorno genético, cuyos niños que lo sufren, necesitan algunos cuidados especiales, entre los que se encuentra la dieta alimenticia.

Estos niños, crecen más rápido, pero con el tiempo, este desarrollo va disminuyendo, por ello, su estatura, suele ser más baja que la media general, algo que le influye en la forma de alimentarse, pues la ingesta ha de ser igualmente menor, pero no por esto ha de pasar hambre. Realmente lo que se persigue es no llegar al sobrepeso, al cual, si no se cuida, tienen tendencia.

El hipotiroidismo, también es normal en estos niños, algo que afecta igualmente a la obesidad.

Esto hay que cuidarlo al detalle, pues un niño que en su infancia es obeso, cuando es adulto, lo llega a ser también, además de padecer con esta enfermedad, problemas cardiovasculares y musculares.

Los problemas dentales, también está presentes en estos niños, por ello, tienen problemas al masticar. Hay piezas dentales que no les salen hasta los 4 o 5 años o les salen unas piezas antes que otras que no deberían salir, es decir una distribución anormal de los dientes.

La boca la tienen más pequeña, la lengua más grande y los músculos de la mandíbula más débiles, esto da lugar a que al no masticar perfectamente, padecen de gases y estreñimiento.

Aun con estos problemas en la alimentación, no hemos de pensar que se le ha de dar la comida triturada, esto es una equivocación, pues el ejercicio muscular se ha de realizar.

Fuente: web del bebé