Caminar, un buen deporte

El caminar, es uno de los deportes más económicos, naturales y al alcance de todo el mundo. No hace falta apuntarse a ningún gimnasio, se puede practicar en compañía y escoger el ambiente que más nos guste para ejercitarlo. En toda dieta, se recomienda.

Caminando, se activan todos los músculos, la circulación de la sangre, el cuerpo se oxigena y la respiración se estimula y controla, el corazón se ejercita y las arterias, al acorde con la circulación de la sangre, se limpian y desaparece el colesterol. Una de las cosas que más sorprendente, es que se queman más grasas caminando que corriendo, por lo que se pierde peso y aumenta el colesterol bueno y la fibra, además de prevenir enfermedades óseas.

El tiempo recomendado para caminar, es como mínimo media hora, esto se puede hacer repartido o seguido, por ejemplo, 10 minutos por la mañana, 10 después de comer y 10 por la tarde o noche.

Si ejercitas el caminar, notarás los resultados de su beneficio, pues los músculos toman elasticidad, tu ánimo mejora y tu energía aumenta, igualmente, tu peso va disminuyendo con la práctica.

El caminar se recomienda a cualquier persona, tanto si está enfermo del corazón, como de los huesos, como forma de rehabilitación… de todas formas se ha de consultar el médico antes de realizarlo y comenzar a ejercer una rutina.

Poco a poco, ves aumentando las distancias y la frecuencia de tiempo, todo se hace poco a poco, no de un solo golpe. No olvides llevar ropa cómoda, por ejemplo, zapatillas de deporte y ropa que no sea demasiado ceñida, facilitarás así los beneficios que el caminar aporta.

Fuente: pm ministries