Alimentación deportiva

El objetivo principal de estas dietas es proporcionar una nutrición adecuada para el entrenamiento, el desarrollo de estas dietas de alimentación es para atletas entre 55 y 75 kilogramos de peso; se debe racionar los cereales, tubérculos, frutas y verduras dependiendo de la intensidad y duración de los entrenamientos, la toma diaria de proteínas se basa en 1.5 gramos de proteína por kilogramo de peso corporal. También se debe variar las raciones de carbohidratos de acuerdo al apetito de cada persona.

Estas dietas deben ser altas en: líquidos que quiere decir que el cuerpo debe estar bien hidratado durante y después de los entrenamientos y las competencias. La dieta también debe tener carbohidratos complejos como son: pan, arroz, pasta, cereales de caja, frutas y tubérculos; estos alimentos se transforman luego en glucosa que es la fuente de energía principal para que trabajen los músculos.

La dieta deportiva  debe ser baja en grasas como la mantequilla, margarina, crema y mayonesa; las grasas quitan la energía para un buen trabajo muscular por lo que se debe evitar alimentos con alto contenido de grasas, aunque es necesaria una mínima cantidad de grasa que ayuda a la absorción de las vitaminas liposolubles.

Esta dieta debe ser moderada en proteínas ya que se debe racionar adecuadamente las mismas para una buena recuperación de los músculos después del ejercicio. La recomendación diaria de proteína es por cada 5-8 kilogramos de peso corporal; también se debe moderar la fibra y se la debe racionar cuidadosamente ya que son muy llenadores.

Fuente: musculación