La actividad física mejora la memoria

Todo el mundo sabe que la cantidad de elementos positivos que el ejercicio físico ofrece para el organismo es realmente interminable, pero de la misma forma, siguen surgiendo algunos que nos sorprenden en la actualidad. Por ejemplo, recientes estudios realizados en la Universidad de Copenhague, Dinamarca, han demostrado el efecto positivo que el deporte tiene sobre la memoria de las personas adultas.

Lo cierto del caso es que esta serie de especialistas, liderados por el neurocientífico Marc Roig, y pertenecientes todos ellos a este centro de estudios, han demostrado que unos 15 minutos de ejercicio al día, aunque de intensidad, son suficiente para potenciar la memoria motora de los seres humanos, es decir, aquella que utilizamos para aprender nuevas actividades, videojuegos, la escritura, o los instrumentos musicales, por ejemplo.

De hecho, los resultados han demostrado como sesiones breves de actividad física mejoran las terapias de rehabilitación en pacientes que han sufrido un ACV o un accidente, y por ese mismo motivo es que se indica a los niños y adolescentes la realización de esta cantidad de deporte, de forma diaria, cuando aún se encuentran desarrollándose, y para mejorar su eficacia en la escuela, por ejemplo.

Incluso, hay que considerar también que otros estudios anteriores habían establecido que la práctica habitual de actividad física mejora el rendimiento intelectual, por lo que no se trataría de los primeros documentos que aportan evidencia en este sentido, ya que el cerebro se ve beneficiado por el deporte, en cuanto a poder prestar más atención, resolver problemas con más facilidad, entre otras cosas.

Sin embargo, lo novedoso de este estudio, es que es el primero que estudia los efectos de un episodio concreto de actividad física sobre la memoria motora, y sus resultados han sorprendido incluso a los especialistas, quienes tuvieron en cuenta la respuesta, en este caso, de 48 voluntarios sanos de 18 a 35 años, es decir, jóvenes adultos.