Acidez de estómago

estomago.jpgLa acidez, ardor o pirosis es la sensación de quemazón, a veces dolorosa, que desde el estómago asciende hasta el cuello y la garganta. Es una queja muy frecuente, que sólo adquiere relevancia cuando es intensa, frecuente, repetitiva o nocturna. Aunque es un trastorno “benigno” en la mayoría de las personas que la padecen, las molestias que ocasiona y su presencia pueden alterar considerablemente la calidad de vida de quien la padece. Esta molestia está causada por el paso del contenido ácido del estómago al esófago, lo que se conoce como reflujo gastroesofágico. La puede desencadenar la ingesta de algunos alimentos (grasas, chocolate, café, miel), el tabaco, el alcohol, la posición, la aerofagia o el consumo de algunos medicamentos. También se puede deber a dispepsia funcional, gastritis, úlcera péptica o erosión de la mucosa gástrica. Es un trastorno común en el embarazo.

Recomendaciones: Evitar comidas copiosas, excesivamente grasientas o condimentadas; reducir el consumo de excitantes; sustituir bajo supervisión médica aquellos medicamentos que favorecen el reflujo gastroesofágico; comer sin prisas, o eliminar en lo posible los estados de estrés.

Remedios naturales que nos ayudan a contener la acidez: El regaliz nos ayuda a proteger la mucosa del estómago de la acción corrosiva del jugo gástrico. El malvavisco es útil en inflamaciones del aparato digestivo como gastritis, gastroenteritis o inflamaciones respiratorias. El jugo de patata se utiliza como neutralizador de la acidez. La arcilla tiene poder cicatrizante y actúa como antiácido en el estómago.