Masaje tailandés

masaje-tailandes.jpgEl masaje tailandés se realiza aplicando presión en todo el cuerpo de quien lo recibe, y el masajista utiliza todo el cuerpo para hacer presión: punta de los dedos, palma de las manos, codo, puño, antebrazo, rodilla, pies, todo para otorgar la fuerza adecuada.

Ayuda restablecer la energía vital y a reequilibrar los aspectos físicos, mentales y emocionales. Los estiramientos pasivos permiten recuperar flexibilidad y alcanzar la relajación profunda.

Acompañado por una respiración consciente, el cuerpo se estimula por dentro y por fuera. Al recibirlo con seguridad, se aprecia claramente una mejoría de los sistemas nervioso, respiratorio, circulatorio, digestivo e inmunológico; disminuye el estrés, relaja zonas de tensión del cuerpo, eleva el nivel de energía, ayuda a la digestión, combate el insomnio, incrementa la flexibilidad, libera bloqueos físicos y energéticos, armoniza la relación psicosomática.

Ir arriba