Test de intolerancia alimentaria

Fuente: huffingtonpost.es//

Seguro que más de una vez al abrir el e-mail o una pagina de descuentos y has leído lo siguiente:“¿Sufres frecuentes dolores de cabeza? ¿Padeces acidez de estómago? ¿Tienes problemas en la piel? ¿Quieres adelgazar y con las dietas clásicas no lo consigues? Hazte un test de intolerancia alimentaria por 50 euros en vez de 200”

Fuente: huffingtonpost.es//
Fuente: huffingtonpost.es//

Pues bien hoy hablaremos de la intolerancia alimentaria y estos test de dudosa eficacia.

Tanto una alergia como una intolerancia son reacciones adversas a los alimentos. En la alergia alimentaria nuestro sistema inmune reacciona frente a una proteína que nota como desconocida. Por su parte, en una intolerancia alimentaria no está involucrado nuestro sistema inmune. Las hay metabólicas, farmacológicas o las enzimáticas como la intolerancia a la lactosa, en las que no se tolera una sustancia por déficit de una determina enzima. Tanto las intolerancias como las alergias se determinan de una en una y no en grupo como se hace en este tipo de test. Por tanto, este sería el primer motivo por el que no debes dejarte engañar por este tipo de fraudes.

La mala alimentación actual y el ritmo de vida trepidante se ha convertido en un filón para centros estéticos y de nutrición que mediante análisis de sangre, como es el test Alcat, estudios de ADN o el llamado método Voll pretenden localizar el origen del problema, los alimentos a los que somos intolerantes.

Realmente estos test no tienen validez científica y de hecho no son reproducibles, es decir, si una persona se lo hace dos veces le salen resultados diferentes.
Además según la doctora Belén de la Hoz, coordinadora del Comité de Alergia a Alimentos de SEAIC, sólo existen dos intolerancias diagnosticables, que es la intolerancia a la lactosa (azúcar de la leche), y el test consiste en comprobar si el organismo es capaz de romper ese azúcar, y la intolerancia al gluten.

Acabar con los kilos de más sin hacer dieta es otro de los reclamos utilizados para la promoción de cualquiera de estos test. Y mucha de la gente que se somete a ellos acude después a centros médicos con los resultados en la mano en busca de una solución. Sí que es verdad que estas pruebas dan información sobre tu predisposición genética a ser más o menos obeso, a tener más probabilidad a desarrollar una diabetes… pero no te va a decir si te siente mal la verdura o si un alimento te va a engordar más o menos, ¡que no te engañen! sólo dos intolerancias son diagnosticables mientras los anuncios de los test hablan de hasta 600 alimentos analizables.