Semillas de sésamo

salud-sesamo.jpgEn panes y galletitas, también en aceites y cremas para la piel, las semillas de sésamo son una rica fuente de calcio y grasas de calidad.

Se trata de una de las primeras plantas oleaginosas que el hombre cultivó, ya en los tiempos prehistóricos. Es una especie que procede de los países situados a la orilla del Océano Indico, entre África y la India. También se la encuentra en ciertos lugares de Sudamérica(Perú), en donde se utilizan sus hojas frescas como verdura.
La frase “Ábrete, sésamo”, está relacionada con la riqueza del contenido de las cápsulas de la planta. Se trata de una especie anual, cuyo tallo de hasta dos metros de altura sostiene hojas opuestas, ovales. En la axila de las flores se insertan de una a tres flores acampanadas, de corola blanca o rosada con cinco lóbulos en la garganta. Las semillas son cortas, ovaladas y aplanadas.

Valores benéficos:

  • Hay que destacar su alto contenido en calcio y su gran riqueza en lecitina (superando incluso a la soja) por lo que resulta un complemento muy útil en la edad de crecimiento y cuando el organismo se encuentra sometido a un gran esfuerzo físico o psíquico.
  • Es rico en proteínas. Posee 15 aminoácidos distintos y sales minerales como el hierro, el fósforo y el magnesio, también oligoelementos importantes como el cromo y el cobre, lo que lo convierten en un gran reconstituyente energético.
  • Las semillas contiene abundantes aceites grasos (hasta un 50 por ciento), proteínas (un 30 por ciento), y almidón.