Power Walking: caminar rápido se pone de moda

Power Walking

Aunque en los últimos tiempos venimos haciendo especial hincapié en el éxito que el Running está teniendo a lo largo de todo el mundo, parece que nuevas formas de entrenamiento surgen a partir de ésta, y una de las que no podemos dejar de mencionar es el denominado “Power Walking”, que como su nombre indica consiste básicamente en la posibilidad de realizar lo que a simple vista podría definirse como una caminata enérgica.

Sucede que el Power Walking es un evidente derivado del Running, pero no requiere de que hagamos tanto esfuerzo físico como para mantener una carrera que pueda ser considerada correr o trotar. Nada de eso, aquí la idea es intentar caminar lo más rápido que se pueda, y al parecer, los beneficios son los mismos con que con el Running, más allá de que obviamente se queman menos calorías.

Considerando que se trata de una nueva moda para hacer ejercicio para mantenerse en forma que procede de Estados Unidos, el Power Walking ha sido muy estudiado de forma reciente por instituciones médicas de todo el país, que han llegado a la conclusión de que puede ayudar a reducir riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, diabetes, osteoporosis e, incluso, algunos tipos de cáncer.

Este nuevo tipo de entrenamiento, que resulta incluso más plural que el Running porque podrán llevar a cabo personas más mayores, tiene que ver además con que se producen casi de forma automática tres beneficios directos sobre el organismo: prevenir el infarto de miocardio, contribuir a eliminar problemas de sobrepeso y fortalecer la musculatura general del organismo.

La clave en que el Power Walking se ponga a la altura del Running tiene que ver, según los expertos, en que no importa demasiado el tiempo que nos tardemos en terminar el recorrido, sino más bien la distancia total que hayamos recorrido.