¿Por qué no dormimos?

dormir.jpgExisten algunos factores que tienen que ver con el estilo de vida, que son importantes y que pueden ser las causas del insomnio transitorio. Entre ellos se destacan:

  • Estrés o ansiedad.
  • Un cambio en el ambiente al dormir (cuando dormimos en una habitación de un hotel o en una casa ajena)
  • Un ambiente para dormir poco confortable (calor, frío, luz, ruido).
  • Ropa de dormir incómoda.
  • Compartir la cama o el cuarto con alguien que tiene mal dormir (ronca, castañea los dientes, habla o camina dormido).
  • Comer alimentos pesados antes de dormir.
  • Tomar bebidas alcohólicas antes de dormir.
  • Alto consumo de bebidas que contiene cafeina durante el día.
  • Inactividad física durante el día.
  • Ejercitarse momentos antes de dormir.
  • Tomar un baño o ducha caliente antes de dormir.
  • Viajar a un lugar con cambio de horario.

También el exceso de preocupaciones puede provocar insomio. Durante el embarazo, la mujer puede padecerlo debido a los cambios hormonales y también ante las inquietudes que le provoca la proximidad del parto.

Entre las personas que corren el riesgo de padecer de insomnio figura el personal que trabaja en turnos rotativos, los ancianos, los viajeros y las personas que sufren de tensión nerviosa, depresión o dolor crónico.
Las mujeres son más propensas a padecer este trastorno.