Pies sanos

Dentro de la vida sana, juega un papel muy importante el cuidado de los pies, en ellos se apoya nuestro cuerpo, nos prestan un gran servicio. Su cuidado diario y la visita al podólogo son imprescindible para que nuestra vida sea sana a través de ellos.

Son como las raíces de nuestro cuerpo, unas raíces que debemos mantener sana para que nos conduzcan a todas partes.

Caminan, conducen, bailan, hacen deporte… constantes vitales y motoras de nuestro cuerpo.

Dentro de nuestra anatomía los componen 26 huesos, 107 ligamentos, 19 músculos, además de las uñas.

Cuando hacemos una dieta sana, parte de ella está destinado a nuestros pies, calcio, fibra ,hierro… todo es necesario para ellos.

Alrededor de nuestra vida está calculado que andamos como media aproximada unos 100.000 km y son ellos los que nos sostienen, por eso hay que mimarlos como si fueran los amortiguadores de un coche, no hay que castigarlos, pues el tiempo después no pasará factura.

El podólogo no es uno de los especialistas más visitados por los españoles. Callos, grietas, juanetes, hongos… son sus principales síntomas.

No estamos mentalizados de la importancia que los pies tienen dentro de la salud y a menudo éstos llegan a la vejez antes que el resto del cuerpo.

Acudimos a socorrerlos cuando los síntomas están ya muy avanzados y no soportamos el dolor, pero ellos estaban pidiendo auxilio hace tiempo y sin embargo, la resistencia del ser humano es en estos casos donde se hace presente.

Una vida sana depende de muchos factores y uno de los más importantes son nuestros pies.

Fuente: en buenas manos